20 de febrero de 2013

No es que ya no hayan esperanzas..
Es que yo no me perdono..

No hay comentarios: