23 de enero de 2011

¡Ingenua!

Intenté quemar los días malos,
pensando en el sol que saldría al despertar.
Intenté aflojar las puertas de mi orgullo
y dejarlo marchar.
Intenté no irritarte
mientras jugabas con mi personalidad.
Intenté tragarme mis palabras
cuando te quería gritar.

Sabía que tu especialidad
era manipular mis pensamientos.
Tú me herías con las miradas
de desconfianza, de miedo.
Me agobié tantas veces, no lo supiste entender,
no supiste valorarme
ni a mí, ni a mi ser.
Quise oírte llorar
para saber si lo hacías como yo.
No quise romperte el corazón,
pero tú has roto dos.

Temblaba mi voz cuando te intentaba explicar
mis ganas de huir, mis ganas de volar.
Desapareciste de mi vida
o tal vez desaparecí yo.
Tú te llevaste mis noches,
mis días, mi ilusión.

..Ingenua fui al pensar que eras diferente..

Ahora me quedan viejos recuerdos
un cajón lleno de polvo
algunos besos..
mas no tu adiós.

No vuelvas a cruzarte por mi camino,
esta vez, se terminó.

3 comentarios:

Catalin dijo...

Quizás sea lo mejor... el tiempo lo dirá.

Maria García dijo...

Alaa..es bonito, pero que te ha pasado?:(

Zara dijo...

Me ha gustado, mucho!